Posibilidades educativas y divulgativas del 3D interactivo

Vemos últimamente noticias negativas sobre Second Life (SL) cuando lo más importante es fijarse en las posibilidades del 3D interactivo, independientemente de la plataforma (el Opensim permite crear servidores propios) con más o menos éxito en un momento dado.  Esto cuando no hay negligencia periodística, como denuncian algunos de los reporteros que llevan más tiempo cubriendo noticias en el mundo virtual.

En cualquier caso, es importante constatar que muchas  instituciones están trabajando activamente en estos entornos porque ofrecen muchas posibilidades educativas y divulgativas. No es lo mismo ver el esquema de una tráquea en un libro que  poder entrar en una simulación 3D y “vivir” acciones manipulando células y observándolas, o leer sobre la distribución de especies en una marisma que encontrarlas in situ mientras paseamos. Ambos ejemplos, junto con la erupción de un volcán,  se están construyendo en nuestro Mundo virtual de la ciencia y estarán accesibles en breve (ver fotos).

El corpus de conocimiento sobre usos educativos se refleja, entre otros sitios online, en este wiki especializado. Porque para comprender bien cómo son y funcionan aspectos del mundo real -inalcanzables en muchas ocasiones por razones de acceso o geográficas –  y para aprender jugando con la interacción, el 3D nos brinda herramientas impagables. Sirvan como ejemplos la reproducción espectacular de la Capilla Sixtina que hizo el Vassar College de Estados Unidos o la réplica de la producción de espermatozoides en el testículo que llevó a cabo la Universidad Estatal de Ohio.

Podemos citar aquí otros proyectos innovadores que se están llevando a cabo en todo el mundo. El Exploratorium de San Francisco, centro pionero de la divulgación por ejemplo, fue uno de los primeros que inauguró espacio en SL con exposiciones y eventos exclusivos con los que busca atraer nuevos visitantes. Destaca también  Second Nature de la revista Nature y algunos proyectos educativos de e-learning ambiciosos como el de la Universidad de Chicago o los campus virtuales de la Universidad de Texas.

El 3D genera productos atractivos sea cual sea su motor de software porque es útil en difundir espacios, como en el caso del Parlamento Británico que nos muestra así sus instalaciones. Está claro que continuamente hay novedades 3D con finalidades educativas y divulgativas en todo el mundo y que existen profesionales que las siguen y las comentan. En temas de salud virtual existe el blog que mantiene el consultor y periodista David Holloway. Otro canal a tener en cuenta, en este caso sobre museos, es el blog Museum Virtual. Y directamente desde el web de SL se accede también a la lista de casos educativos y a los comentarios sobre nuevos productos  en el blog corporativo.

En investigación, además, empiezan a aparecer trabajos potentes que evalúan opciones y resultados. En este sentido, es interesante seguir los trabajos presentados en las conferencias “Museums and the web” de los últimos años, disponibles online, entre los que podemos destacar un análisis del uso del 3D en divulgación de historia del arte o la explicación general de los proyectos de museos en SL 2007.  Otro referente a tener en cuenta es la revista “Journal of Virtual Worlds” que dedica periódicamente artículos y especiales a educación e investigación en 3D.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    ¿Hay alguna posibilidad de participar en el proyecto? Me gustaría poder poner mi granito de arena en algo tan ilusionante

  2. 2

    Totalmente de acuerdo en las posibilidades para la educación y la ciencia tanto de los mundos virtuales como del 3D interactivo. Pero me gustaría puntualizar que ambos conceptos (3D interactivo y Mundos Virtuales) no son lo mismo, aunque en muchos entornos como SL coinciden.

    Por ejemplo, yo estuve dirigiendo un entorno 3D immersivo e interactivo en la Universidad de California Santa Barbara llamado The Allosphere (http://www.allosphere.ucsb.edu). Hay muchos otros centros, entre ellos planetarios y museos de ciencia, estudiando las posibilidades de este tipo de entornos que son interactivos y 3D, pero no mundos virtuales.

    Por el bien de ambos conceptos, creo importante recalcar esa diferencia y entender cuales son los beneficios de cada uno.

    • 3

      crisribas said,

      Tienes razón Xavier. En este proyecto se ha optado por el mundo virtual porque se quería experimentar con la interactividad entre personas, “visitantes” y “guías” ante la recreación de un escenario. Creo que se podría plantear la recopilación de recursos de uno y otro tipo para que educadores y comunicadores de la ciencia conozcan y apliquen las distintas opciones. Estos días se celebra en Barcelona http://www.comcired.es, un entorno adecuado para lanzar este tipo de propuestas.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: